Probióticos, beneficios para la salud digestiva

En: Digestivo On:

Importancia de la microbiota y los probióticos en la salud digestiva y general del organismo

La importancia del estómago en la salud no es algo nuevo, ya en la antigüedad se considerada, pero, actualmente, esta afirmación ha cogido fuerza, ya que se han empezado a observar las consecuencias del estrés, la ansiedad, el ritmo acelerado de vida o el tipo de alimentación en el sistema digestivo, alterando su normal funcionamiento.

Este es el principal motivo por el que los alimentos y bebidas fermentados y los complementos alimenticios probióticos están más en auge. Se trata de productos que pueden contribuir a mejorar la salud, ayudando a restaurar el equilibrio de la microbiota intestinal a mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico o a mejorar la digestión, a través del aporte de “bacterias saludables”.

Además de consumir este tipo de productos es muy importante acompañarlos de una alimentación sana y equilibrada y que además se acompañen de ejercicio diario.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son organismos vivos adicionados que permanecen activos en el intestino en cantidad suficiente como para alterar la microbiota intestinal del huésped, tanto por implantación como por colonización. Puede tener efectos beneficiosos cuando son ingeridos en cantidades suficientes. Pueden atravesar el aparato digestivo y recuperarse vivos las heces, pero también se adhieren a la mucosa intestinal.

La OMS define a los probióticos como microorganismos vivos que, cuando son administrados en cantidades adecuadas, confieren un efecto beneficiosos para la salud del sujeto que lo recibe.

Funciones de los probióticos en el sistema digestivo

Mejora de la absorción de nutrientes

Gracias a su acción, favorece la absorción de nutrientes como la glucosa, ácidos grasos o algunas vitaminas.

Favorecen la digestión

Estas” bacterias amistosas” contribuyen al equilibrio sano de la microbiota en el sistema gastrointestinal, ayudan a una digestión saludable, impiden el crecimiento de bacterias dañinas mejorando en general, la movilidad intestinal. En este sentido permite la absorción adecuada de los nutrientes durante el proceso digestivo.

Además, ayudan a los intestinos a producir ácido láctico y acético, peróxido de hidrógeno y otros compuestos orgánicos. Participan activamente en la secreción de jugos gástricos y en la síntesis de la bilis.

Protegen las infecciones

Mejoran la función del sistema inmunológico mediante la estimulación de la secreción de IgA y de las células T reguladoras, a través de la síntesis de enzimas necesarias para destruir toxinas perjudiciales y bacterias.

Mejoran el estado de ánimo

Estudios demuestran que muchas enfermedades crónicas comienzan en el sistema digestivo. Por su parte los Probióticos ayudan a la salud gastrointestinal del cuerpo humano, favoreciendo una mejor salud y el bienestar general. Cuando las “bacterias buenas” no son las suficientes en el organismo comienzan a evidenciarse problemas de salud tales como molestias digestivas, cansancio, dolores de cabeza, irritabilidad, entre otras.

Regeneran el tracto intestinal

Estas bacterias son agentes que restauran el equilibrio intestinal frente a patógenos del intestino como las bacterias Candida o E. coli. En el tracto gastrointestinal humano viven unas 400 bacterias diferentes, siendo las formas más comunes de los probióticos intestinales el L. acidophilus y Bifidobacterium bifidum. Ayudan en el tratamiento de la Helicobacter Pylori junto a los antibióticos y mejoran el síndrome de intestino irritable.

 

Alimentos que contienen probióticos

 

·         Aceitunas y encurtidos

·         Yogurt

·         Queso crudo

·         Col fermentada

·         Alimentos orientales

 

Tendencia del mercado de los Probióticos

Según las proyecciones se estima que el mercado de Probióticos en Europa crezca un 2,3% entre 2018 y 2020, con Italia encabezando la lista con un 20% del consumo total de ventas, seguido por Francia con un 10% y Alemania con un 5%.

 

Sin embargo, en el ámbito mundial Estados Unidos es el líder en el consumo de complementos alimenticios, mientras que Rusia y Polonia tienen un mercado en auge para los productos a base de Probióticos.

 

Así mismo el mercado evoluciona constantemente abriendo otras líneas de producto basadas en Probióticos. Por ejemplo, se han creado Probióticos con aplicación cosmética; comprimidos, sticks bucodispersables, shots. También han surgido mezclas de Probióticos con vitaminas, extractos vegetales, minerales, Omega-3.

 

El mercado de Francia e Italia donde más se registran ventas de productos Probióticos, el coste para el consumidor final está al mismo nivel o incluso son más costosos que los complementos alimenticios fabricados a base de plantas. El precio promedio del producto final en estos países es de 21,30 €.

 

En general los consumidores opinan que los productos complemento a base de Probióticos son considerados productos modernos. Sin embargo, manifiestan que tienden a confundir los conceptos de Prebiótico, Simbiótico y Probiótico y tienen dudas sobre cómo actúan los Probióticos porque creen que deben esperar demasiado tiempo o un tiempo indefinido para obtener resultados de un tratamiento con estas bacterias.

En general evidencias científicas alrededor del mundo han demostrado que los probióticos, por ejemplo, previenen la colitis y la diarrea asociada a Clostridium difficile.

 

Comentarios

Deje su comentario

ClickCease