Vaginosis Bacteriana: qué es, síntomas y tratamiento

En: Ginecología On:

La Vaginosis Bacteriana es una de las infecciones vaginales más comunes, en muchas ocasiones no presenta síntomas o son muy leves, lo que impide un correcto tratamiento y puede generar otros problemas más graves. 

Tratamiento para la vaginosis bacteriana

Cuando se produce un desequilibrio en la microbiota vaginal, algunos de sus microorganismos pueden convertirse en patógenos si crecen de forma descontrolada y alcanzan proporciones mayores a las normales.Como consecuencia de este desequilibrio, puede aparecer una vaginosis bacteriana.

Esta infección bacteriana generalmente es producida por la bacteria Gardnerella vaginalis.

¿Qué es la vaginosis bacteriana?

La Vaginosis Bacteriana (VB) es una alteración del equilibrio de los microorganismos que habitan en la vagina. No se considera una infección propiamente dicha, sino una patología endógena, pues se produce a causa del sobrecrecimiento de bacterias que habitualmente se encuentran en cantidades más pequeñas.

Es común encontrar mujeres que tienen vaginosis y no presentan síntomas. Cuando la vaginosis no es tratada, el exceso de algunas bacterias crea un ambiente favorable para el crecimiento y el desarrollo de hongos, pudiéndose producir una candidiasis además de la vaginosis.

Síntomas de la vaginosis bacteriana

El principal síntoma de la vaginosis bacteriana es la alteración en el flujo vaginal, volviéndose abundante y con fuerte olor. El flujo puede volverse de color blanco, gris apagado, amarillento, verdoso o espumoso y el mal olor, como a pescado, suele ser más notorio después de tener sexo vaginal.

Es común sentir alguna molestia al orinar, como picor o ardor, aunque muchas personas no llegan a sentir irritación ni incomodidad. El hecho de que esta infección no siempre presenta síntomas, hace que muchas personas no sepan que la tienen.

En muchos casos los síntomas van y vienen o son muy leves, de forma que no llegan a percibirse. La Vaginosis Bacteriana no siempre presenta síntomas, por eso, muchas personas no saben que la tienen. A veces los síntomas van y vienen, o son tan leves que no se perciben.

Tratamiento para la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana suele tratarse con antibióticos orales o vaginales, aunque, con los años, cada vez están apareciendo más resistencias y las infecciones se están convirtiendo en recurrentes.

El excesivo mal uso de los antibióticos ha llevado a la aparición de resistencias bacterianas, lo que ha hecho necesario la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos con probióticos de administración vaginal (colonización directa) y oral (colonización vía recto), como preventivos y coadyuvantes al tratamiento.

Estos tratamientos con probióticos están demostrando gran eficacia y ya están sustituyendo a los tratamientos farmacológicos.

Actifemme® ÓPTIMA ORAL (disponible nuevo formato de 28 cápsulas) ayuda a mantener el equilibrio natural de la microbiota vaginal, contribuye al mantenimiento de las mucosas en condiciones normales, y ayuda a prevenir Vaginosis Bacteriana y a mejorar sus síntomas.

Comentarios

Deje su comentario

ClickCease